Origen Sunsetbed

 

Nuestra gran afición al mar y la idea de poder disfrutar siempre del mejor y más exclusivo sitio en la playa, fueron los motivos que iniciaron el proyecto Sunsetbed.

 

Objetivo: hacer únicos nuestros días de playa.

 

Nos pusimos a pensar que era todo lo que no nos gustaba de la playa, e hicimos una relación. La conclusión fué, que lo que más nos preocupaba o molestaba era, la masificación que sufren muchas playas, en algunas no se puede ni poner la toalla, la poca intimidad, el calor que se pasa cuando no corre el aire, lo importante de colocarse cerca del agua para poder bañarse,  etc..

 

Con estas directrices, nos pusimos manos a la obra, teníamos que diseñar un producto que nos permitiera estar siempre en un lugar de la playa donde tener nuestro espacio, sol y sombra, la refrescante brisa del mar y la posibilidad de bañarse cómodamente.

 

La idea surgió rápido, una mini isla o tumbona flotante de lujo, donde poder estar cómodos y disfrutar de intimidad. El problema era como hacerlo. Mil bocetos, diseños en 3D, y un montón de cálculos, para lo que dedicimos utilizar la ayuda de una ingeniería naval.

 

Finalmente y tras varios meses de trabajo conseguimos diseñar, patentar y fabricar nuestra primera tumbona flotante Sunsetbed. 

 

Botadura y desembarco de las primeras unidades Sunsetbed en Formentera.